Menu

Devela una muestra la relación del Ateneo de la Juventud y las artes plásticas

Comunicado No. 55/2011
11 de enero de 2011

***Continúa en exhibición El Ateneo de la Juventud y la Plástica Mexicana, en el Museo Mural Diego Rivera

***Se exhiben más de 200 obras, entre óleos, dibujos, escultura, libros y documentos

La obra Entrada de don Jesús Luján a la Revista Moderna --el cuadro que mayor reconocimiento le dio a Julio Ruelas--, da la bienvenida a la exposición El Ateneo de la Juventud y la Plástica Mexicana, que continúa en exhibición en el Museo Mural Diego Rivera del Instituto Nacional de Bellas Artes (Conaculta-INBA).

      Se trata de una obra donde la  fantasía corre a la par de la observación psicológica o la reflexión filosófica del enigmático y notable artista zacatecano. En este óleo, realizado en 1904, Ruelas pintó a varios de los personajes que colaboraban en la Revista Moderna. A Jesús Luján lo representa como un gran señor mecenas montando un unicornio blanco, lo recibe un centauro, Jesús Valenzuela, quien parece estarle indicando el jardín extraño, ubicado a la orilla del mar, en el  cual se encuentran: un sátiro encaramado a un árbol, el pintor Izaguirre; dos centauros, el poeta Rebolledo y Balbino Dávalos.

      También aparece una sierpe con alas de libélula, Jesús Urueta, que enrosca su cola en el árbol; un joven que sentado y cubierto con un velo  sostiene un gran cirio, el malogrado Bernardo Couto Castillo; y dos pájaros, el poeta Tablada y el escultor Jesús Contreras, éste con una ala desprendida, aludiendo a la pérdida de un brazo que había sufrido y, por último, un fauno ahorcado, el mismo Ruelas, quien cuelga del árbol que parece ser el de la ciencia del bien y del mal.

      Con esta alegoría fantástica inicia el recorrido de una exposición que se enfoca en hurgar en el papel que jugaron los artistas pertenecientes al Ateneo de la Juventud en la plástica. Si bien es innegable la influencia que el Ateneo de la Juventud tuvo para el desarrollo de la cultura en México, poco se ha estudiado la relación de éste con las artes plásticas de su tiempo, donde emergen nombres como Diego Rivera, Joaquín Clausell, Dr. Atl, Julio Ruelas, Ángel Zárraga y Roberto Montenegro, entre otros.

      Hay que precisar que los ateneístas invitaron a participar en sus reuniones a la generación que los antecedió, los literatos denominados Modernistas, que editaban la Revista Moderna, como Amado Nervo, Rubén Darío y Enrique González Martínez, entre otros. Por ello la exposición incluye obras del ilustrador Julio Ruelas y del escultor Jesús F. Contreras.

      La exposición El Ateneo de la Juventud y la Plástica Mexicana reúne obras significativas de estos artistas plásticos, así como libros y publicaciones de los Ateneístas, mostrando la estrecha relación entre unos y otros, así como el espíritu integral de renovación que movió tanto a autores como a pintores de aquella convulsa época.

      En el texto de sala se explica que en 1909 surgió en México una asociación civil conformada por estudiantes e intelectuales, quienes para 1912 se conocerían como el Ateneo de la Juventud Mexicana. Esta generación tenía como objetivo conformar un vínculo crítico en el ocaso del porfiriato que diera una visión educativa más amplia y fuera un baluarte cultural que criticara  el determinismo comtiano y spenceriano, modelo alentado por Porfirio Díaz y el grupo de los llamados “científicos”.

      La generación del Ateneo proponía la libertad de pensamiento, la libertad de cátedra y la reafirmación de los valores culturales latinoamericanos, con el objetivo de enaltecer esa realidad social y desdeñar la fascinación por “lo europeo”, que en la etapa aludida prevalecía como paradigma del progreso. Así, José Vasconcelos --quien fuera nombrado Secretario de Educación Pública en 1921-- y la generación del Ateneo sentaron las bases para una ambiciosa recuperación de lo latinoamericano y, por supuesto, de lo mexicano como una estrategia forjadora y rescatadora de la identidad nacional.

      El Ateneo de la Juventud llegó a contar con más de 60 miembros, entre los que se destacan: José Vasconcelos, Antonio Caso, Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Reyes, Martín Luis Guzmán, Julio Torri, Ricardo Gómez Robledo, Jesús T. Acevedo, Enrique González Martínez, Manuel M. Ponce, Diego Rivera, Ángel Zárraga, Antonio Ruiz El Corzo, Jorge Enciso, entre otros.

      Por ello, a través de más de 200 obras, entre óleos, dibujos, escultura, libros y documentos, esta exposición está enfocada en vincular las ideas fundamentales de la generación de jóvenes intelectuales del Ateneo de la Juventud con manifestaciones plásticas que dieron cabida a la gestación de una idea de lo nacional en vistas a concertar a México dentro de los ideales de armonía universal de los países de primer mundo.

      La selección de obra alrededor de este tópico abarca no sólo la época en que el grupo de intelectuales tuvo vigencia como estandarte cultural, sino que se incluyen piezas clave que dan cuenta de las transformaciones que dichas ideas modernas contemplaron en la formación de la nueva idea nacionalista del ser Mexicano, por ello la celebración del Centenario se ve reflejada en la muestra de este recorrido plástico.

      Sobresalen obras como el Retrato del arquitecto Jesús T. Acevedo, pintado en su periodo cubista por Diego Rivera. Cabe recordar que este arquitecto fue un personaje clave porque impulsó la Sociedad de Conferencias en 1906, que daría paso en 1909 a la conformación del Ateneo de la Juventud.

      También destacan un retrato hecho por Alfredo Ramos Martínez a Dolores del Río cuando tenía 12 años de edad, un acta de nacimiento esculpida por Jesús F. Contreras y muchas otras obras que ayudaron a conformar el espíritu pictórico y literario de México a principios del siglo XX.

      Hay piezas originales de Julio Ruelas, Jesús F. Contreras, Roberto Montenegro, Saturnino Herrán, Ángel Zárraga, Jesús Urbieta, Félix Parra, Germán Gedovius y Sóstenes Ortega, por mencionar algunos, así como caricaturas del periódico El hijo del Ahuizote, esculturas, fotografías, libros y documentos, los cuales proceden de varias instituciones públicas y privadas.

      La exposición El Ateneo de la Juventud y la Plástica Mexicana permanecerá abierta al público hasta marzo de 2011, en el Museo Mural Diego Rivera, ubicado en Balderas y Colón s/n, Centro Histórico.

MAC
México / Distrito Federal