Menu

Presentarán el proyecto Ngo ré detha en la Feria del Maíz en Ixtenco


14 de abril de 2011

Muestra de las variedades de maíz presentará Verónica Bernardino Sangrador, responsable del proyecto Ngo ré detha beneficiaria del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC) 2010, el próximo domingo 17 del mes en curso en la Plaza de los Fundadores de San Juan Ixtenco, Tlaxcala

Las actividades iniciarán con la impartición del Taller de elaboración de cuadros de semillas (costo de recuperación $10.00), para continuar a las 11:00 horas con la inauguración de la Feria del Maíz, seguida de la conferencia del Doctor en etnología  Eckart Boege Schmidt, el Grupo Vicente Guerrero comentará sobre la Legislación para la protección de los maíces criollos. A las 12:30 horas se entregará un reconocimiento al C. Vicente Hernández custodio del maíz Tunicado, seguido de la presentación de la Danza del atole agrio. A las 13:00 horas se recorrerá el tianguis de maíz y sus derivados para cerrar esta feria con la participación del grupo de salterios “Ayer, hoy y siempre” de Altzayanca, Tlaxcala.

“Hemos organizado la Primera Fiesta del maíz, en donde los campesinos a través de la expoventa, enseñemos la diversidad de maíces que se preservan en nuestra comunidad, las características de cada uno de ellos y las labores que se requieren para su cultivo; compartamos la  gastronomía que se elabora a partir de este cereal y; mostremos los usos rituales y decorativos que se hacen con el grano.  Además de la venta de productos, se está promoviendo la práctica del trueque entre expositores  y visitantes. En la expoventa, además de los campesinos, participarán las artesanas que bordan con la técnica de pepenado con hilo y con chaquira; mostrarán las técnicas para tejer en el telar de cintura y la destreza que han logrado algunos artesanos de Ixtenco para tallar la madera”. Comenta Verónica Bernardino Sangrador, responsable del proyecto Ngo ré detha.

San Juan Ixtenco se encuentra asentada en las faldas orientales del volcán Malintzi, es la última comunidad otomí, (La comunidad no siempre acepta la denominación otomí, prefieren auto llamarse Yumhu. La lengua nativa aún es hablada por las personas  mayores), en toda la región. Su actividad económica  es la agricultura que se practica en terrenos arenogravosos. El cultivo principal es el maíz del cual se siembran una diversidad de colores.

Uno de los usos de estos maíces es el autoconsumo, preparados en atoles, tamales, tortillas, tlatloyos, quesadillas, tortillas con trigo, guisos, gorditas con arvejón, pinole y maíz bañado con piloncillo al que llamamos “burritos”. Otra utilidad es la elaboración de alfombras, portadas para templos y cuadros elaborados con semillas, pues, aprovechando la diversidad de los colores los artesanos, dan forma a imágenes religiosas, retratos y paisajes.

Con el cultivo durante varios cientos de años de esta diversidad de maíces, los campesinos de Ixtenco, no solo hemos preservado nuestra cultura, sino que hemos resguardado una biodiversidad genética que es resultado del proceso evolutivo  que a la naturaleza le llevó millones de años en realizar. Proceso que fue complementado con la intervención del hombre que desde hace 10,000 años ha domesticado al maíz, seleccionándolo, de acuerdo a sus necesidades para que hoy dispongamos de este colorido y variedad de razas que en este evento, queremos compartir con todos ustedes.

Actualmente el reconocimiento y difusión de las variedades de maíz y de sus diversos usos, es necesario y urgente, ya que este grano al ser la base de alimentación de los mexicanos, ha sido determinante para el desarrollo de nuestros pueblos. Más ante los intereses económicos de las transnacionales, hoy vemos amenazada la continuidad del cultivo de los maíces nativos, ya que existe la tendencia de que sean suplidos por maíces transgénicos, lo que ocasionaría una mayor dependencia de nuestros pueblos hacia empresas que  pretenden apropiarse de nuestro patrimonio.



México / Tlaxcala