Menu

09 de julio de 2009
"

Comunicado Núm. 805

*** Iniciaron los trabajos de la primera etapa de atención del inmueble del siglo XVIII con la supervisión del INAH; las labores se prolongarán hasta diciembre

Símbolo del Valle de Guadiana, baluarte de la evangelización en el norte de México y puerta de entrada a Durango como parte del Camino Real de Tierra Adentro, la ex hacienda de San Diego de Navacoyán, que data del siglo XVIII, es motivo de trabajos de restauración mediante la aplicación del Programa de Empleo Temporal (PET) impulsado por el gobierno federal, con la Generación de 241 ocupaciones.

         Con la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), la primera etapa de labores en este monumento histórico se prolongará hasta diciembre de este año y comprenderá la realización del 60 por ciento de la obra negra con el objetivo de devolverle la estabilidad estructural a la edificación y evitar el riesgo de colapso, informó Alberto Ramírez Ramírez, director del Centro-INAH Durango.

         Con una inversión de dos millones de pesos, este bien a cargo del Voluntariado Cultural Durango A.C., representa el primer inmueble histórico en el que se aplica el PET, de tal suerte que se han creado 241 empleos, específicamente para la intervención de la ex hacienda de Navacoyán, que comenzó el mes pasado.

         En la puesta en valor de este inmueble, donde convergen los esfuerzos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y del INAH, se ejecuta con base en el expediente técnico y el proyecto ejecutivo conformado en la Sección de Monumentos Históricos de esa delegación del Instituto.

         Localizada en las ribera del río Tunal –zona explotada desde de la Colonia por su tierra fértil–, la antigua casona de Navacoyán, que posee también una capilla barroca de mediados del siglo XVIII, es uno de los 19 sitios en Durango que forman parte del Camino Real de Tierra Adentro, una ruta histórica de más de 2 mil kilómetros que se extiende del centro de México hasta Santa Fe, en Nuevo México, Estados Unidos.

         En ese sentido, el arquitecto Alberto Ramírez expresó que los trabajos de consolidación de esta ex hacienda brindarán una “buena impresión” durante la supervisión que expertos de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), realizarán en octubre próximo a los sitios duranguenses antes señalados.

         Cabe recordar que diversas instancias llevan a cabo los trámites necesarios para que el Camino Real de Tierra Adentro, el más antiguo y extenso de América, ingrese a la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, en la categoría de Itinerario Cultural.

         Durango –detalló el titular del Centro INAH– es la entidad más avanzada del país en la conformación del expediente técnico y del plan de manejo del Camino Real, en lo que respecta a su jurisdicción; además de ser la entidad que posee casi la tercera parte (19) de los sitios que comprenden este itinerario colonial, y que ascienden a 60.

         Navacoyán formó parte del reparto de encomiendas a los primeros conquistadores españoles, poco después de fundada la ciudad de Durango, en 1563. Aunque no existen testimonios de las primeras construcciones de la hacienda, su casa grande comenzó a edificarse en 1722, siendo su entonces dueño Luis Ruiz de Guadiana, un prominente minero.

         Quince años más tarde –tras la muerte de Ruiz de Guadiana– a inicios de 1737, la hacienda de Navacoyán fue rematada y adquirida por la Compañía de Jesús, que con ello ampliaba sus dominios, en virtud de que esta orden religiosa era dueña de la aledaña finca de San Isidro de la Punta.

         El minero Matías de Vergara, seis años después, se convertiría en el amo de la finca, a él sucederían múltiples dueños que hicieron del lugar una próspera hacienda minera y ganadera. Sin embargo, su decadencia se aceleró con el reparto ejidal de las tierras en 1932, hasta que a fines del siglo XX, el inmueble fue rescatado por el Voluntariado Cultural Durango A.C.

         Otro atractivo que circunda la ex hacienda de San Diego de Navacoyán es el conocido “Puente del Diablo” (pues cuenta la leyenda fue edificado con su ayuda), de mediados del siglo XVIII, construcción de doble arco considerada de los más antiguos del país y referente de la ingeniería civil colonial.

[gallery]

"

México

Última actualización: 08 de julio de 2009 - 19:14

Categorías
Más información

Educación artística

Sitios de interés

Transparencia

Sitios relacionados