Menu

10 de agosto de 2009
"

 

Comunicado Núm. 1095

 

***Es una de las agrupaciones más reconocidas con varias décadas de vida
***Reciben reconocimiento durante el XIV Festival de la Huasteca

San Felipe Orizatlán, Hidalgo.- Nacieron para ser músicos. Por sus venas corre el sonido del huapango. Sienten el orgullo de haber nacido en tierras huastecas y ser portadores de su música.

        Son los integrantes del Trío Los Gallitos, originarios de San Felipe Orizatlán, un grupo que durante más de tres décadas ha preservado y difundido el sonido original del huapango. Músicos que han heredado la tradición de sus antepasados. Forman parte de la cuarta generación de intérpretes de este género.

        La destacada agrupación recibió un reconocimiento por ser grandes portadores de la cultura hidalguense durante el XIV Festival de la Huasteca, donde también se distinguió a otros valiosos artistas y creadores de la región. El encuentro de la Huasteca concluyó ayer domingo y Conaculta participó como coorganizador.

        En entrevista, Gregorio Ruiz, capitán de esta aventura musical llamada Los Gallitos (integrada sólo por hermanos), comparte los orígenes del grupo y las satisfacciones que les ha generado durante tantos años.

        Si bien el trío tiene más de tres décadas tocando bajo este nombre, hay una larga historia que respalda su trabajo. Y es que los bisabuelos, abuelos y padres de sus integrantes también fueron parte de proyectos musicales. Se trata de toda una cadena familiar que no ha dejado que muera la tradición del huapango. De hecho, hijos y sobrinos de este músico ya empezaron a tomar la estafeta.

        “Le hemos dado continuidad a una herencia musical de nuestros antepasados. A mi bisabuelo lo conocían como el gallito y a mis abuelos los conocían como Los Gallitos. Esto nos motivó a llamarle a nuestro grupo de esa manera como una forma de mantener vivo su legado”.

        Al preguntarle si ha sido una obligación para ellos ser músicos y seguir esta cadena, el violinista y el jaranero comenta: “Más que obligación una convicción. Nos sentimos orgullosos de pertenecer a una familia de músicos. La mejor herencia que nos han dejado nuestros antepasados es la música. Nunca tuvimos escuela donde se nos enseñara, fueron nuestros padres los que nos decían como ser músicos responsables”.

        -Su calidad les ha valido importantes invitaciones, como representar a su estado en el Festival Internacional Cervantino, ¿qué significa ser el trío representativo de San Felipe Orizatlán y de Hidalgo en general?

        “Para nosotros es un gran orgullo. Aunque a veces la gente de nuestra tierra no lo ve así porque nos ven a diario y ya se acostumbraron. En cambio, quienes vienen de fuera conoce nuestra propuesta y reconocen nuestro trabajo. Estamos satisfechos de poner en alto el nombre de nuestra entidad”.

        Varios estados han tenido la oportunidad de escuchar la música del Trío Los Gallitos, quienes han asumido el compromiso de respetar el sonido original del huapango, ya que están conscientes que es un elemento que les da identidad:

        “Tenemos que ser respetuosos porque estamos transmitiendo una tradición popular representativa de nuestra región y de México. Estamos conscientes que no es una música como cualquiera, así que hay que ser muy cuidadosos”. Lo anterior no significa que no interpreten otros tipos de género, como el bolero, que son peticiones especiales que les hace el público.

        -¿Cómo podrían quienes los escuchan saber cuando un huapango es tradicional y no está desvirtuado?-

        Es muy fácil de distinguirlo. Hay huapangos con un ritmo más acelerado que es cantado, cuando los tradicionales generalmente no se interpretan. También están los minuetes que tampoco se cantan. No se trata de hablar mal de ninguna música, pero sí sería importante que la gente conociera la verdadera esencia del huapango”.

        Don Gregorio ama la música al igual que sus hermanos. Sin embargo, sabe que no se puede vivir de hacerla. Por ello tienen que apoyarse en otra profesión. Él es oficial de Seguridad Pública de San Felipe Orizatlán: “Debemos tener otro oficio porque no siempre podemos vivir del trío. Hay días que no tenemos descanso y estamos haciendo presentaciones muy seguidas, pero también ha habido temporadas que no llega ninguna invitación a ofrecer un recital. A pesar de esas malas rachas, ha valido la pena dedicarnos a la música, que siempre dará satisfacciones. Lo poquito o mucho que tengo en mi vida se lo debo a ella”.

 

GJB

 

[gallery]

"

México

Última actualización: 10 de agosto de 2009 - 09:31

Categorías
Más información

Educación artística

Sitios de interés

Transparencia

Sitios relacionados