Menu

Conaculta edita Otra Electra, texto dramático de Edith Ibarra

Comunicado No. 360/2012
21 de febrero de 2012

***El libro será presentado el próximo viernes 24 de febrero a las 19:00 horas, en el Centro de Cultura Casa Lamm

Pese al paralelismo existente con la antigua tragedia griega, la directora escénica Edith Ibarra comenta que su texto dramático Otra Electra, es sólo “un guiño a la tradición”, pues lo que construyó es un personaje que no es el griego, “no es la hija de un rey, sino de un hombre devaluado por la mirada de la madre, y esta devaluación significa la muerte simbólica del padre; la madre lo aniquila y aún muerto sigue destruyendo su memoria”.

“Pero esta Electra toma taxis, vive sola, pide pizzas para comer, va a la panadería por una concha para su mamá. Es otra, no la heroína trágica. Reclama su propia existencia, como siento que el teatro mexicano la ha reclamado en los últimos sesenta años. Sí somos parte de una tradición pero lo que hacemos es otro teatro, lleno de nuestro mundo interno y externo, dando cuenta de quienes somos”, agrega la autora del texto recién editado por la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta. 

Sobre su relación con la obra trágica escrita por Sófocles, Edith Ibarra explica que en Otra Electra está presente el “asesinato” del padre. “Esta Electra tiene también un hermano, Horacio, al que espera porque le ha prometido que un día llegará y tomará su parte de la carga”, dice la dramaturga quien agrega que su personaje central escucha voces dentro de sus pesadillas, que son una especie de coro de su voz interna que la encierra en su angustia.

En el escrito “retomo este ideal de madre que la hija espera, pero que no sucede y que causa un inmenso dolor en ella. También está presente la muerte de los padres, pero en Otra Electra ambas muertes son simbólicas; en el caso de la Electra de Sófocles, Agamenón y Clitemnestra son muertos de manera física y es Orestes quien mata a la madre. En Otra Electra, es ella quien la asesina”.

A través de esta obra “rehago una realidad”, afirma Ibarra al tiempo que explica: “como bien señala (Paul) Ricoeur, en el texto encontramos elementos que nos dan una idea de cercanía a la realidad humana, pero la creación del mismo implicó una distancia con esta realidad. Me gusta pensar que en Otra Electra está presente esta dialéctica cercanía/distancia y no simplemente una realidad que se refleja.

También “me interesa revelar el mundo interno que agobia a Electra, la fragilidad de la madre, la manera en que ellas han construido su relación. Revelar es un proceso, como el de la fotografía, en el que una serie de pasos te lleva a descubrir una imagen. A lo largo del texto, el lector va construyendo la imagen de la madre, así como la de Electra. Lo gratificante de este proceso es que los espectadores se relacionan inevitablemente con el conflicto; sea como madre o como hijo.

“El texto fue presentado el año pasado como lectura dramatizada y era muy interesante ver las miradas entre las madres y las hijas que asistían a las lecturas. Los espectadores podían reconocer o sentir la cercanía con la realidad humana, pero la manera de rehacer esa realidad les hacía saber que lo que veían y escuchaban era un texto dramático, y no la realidad. Podían notar cómo se había configurado una realidad precisa, que comparten, en una obra de teatro”, concluye la autora.

En Otra Electra, a petición de su madre, la hija regresa a su lado para acompañarla en su convalecencia, luego de haberse sometido a una operación de retina. El departamento de la madre es el espacio en el que viven su incapacidad para darle una imagen diferente a su amor; las descalificaciones llenan el día a día y Electra se refugia en sus sueños para liberar el veneno de su impotencia y los demonios de su frustración.

Edith Ibarra se ha desempeñado como asistente de dirección y de producción en compañías teatrales independientes y participó como actriz en Comme des flèches, obra escrita y dirigida por Koulsy Lamko. Dirigió El sufrimiento a distancia, espectáculo basado en textos propios y de Eduardo Galeano; la obra infantil El niño que venció al dragón, creada  a partir de un cuento popular alemán, así como la lectura dramatizada de Otra Electra, que se presentó en casa Lamm y teatro El Milagro.

Otra Electra, publicada en la colección Bosque de Sileno de la DGP, será presentada el viernes 24 de febrero a las 19:00 horas en el Salón Tarkovsky del Centro de Cultura Casa Lamm, ubicado en Álvaro Obregón 99, colonia Roma, con los comentarios de Francesca Gargallo, Vera Milarka, María del Carmen Farías, Tibor Bak-Geler, la autora y Juan Carlos Cruz Elorza (moderador). Lectura dramatizada: Fátima Soto, Rocío Carrillo, Sabina Marentes y Adriana González.


México / Distrito Federal