Menu

Mezcla lenguajes sonoros y visuales para acercar al público la música electroacústica


12 de octubre de 2009

"

 

Comunicado Núm. 1630

 

  Galería de fotos

 

*** El compositor español Ricardo Climent explicó su trabajo a los asistentes del Festival Internacional de Artes Electrónicas y Video Transitio_mx 03, Autonomías del desacuerdo

*** Con la presentación de Ricardo Cortés y el KaleidArts Ensemble fue clausurado el ciclo de conciertos de la curaduría
Bifurcaciones sonoras


La exploración de la música electroacústica puede ser tan sencilla y placentera como un viaje en yate sobre un bello lago de Vietnam, propuso el compositor español Ricardo Climent (Valencia, 1965), quien en su pieza Ho. Navigation System Through Sound, aplica el lenguaje visual con el propósito de acercar a un mayor número de público a sus composiciones.

        Climent explicó su trabajo a los asistentes del Festival Internacional de Artes Electrónicas y Video Transitio_mx 03, titulado Autonomías del desacuerdo, en las instalaciones de la Fonoteca Nacional, donde se instaló la curaduría Bifurcaciones sonoras.

        El Festival Internacional de Artes Electrónicas y Video Transitio_mx 03 fue organizado por Conaculta a través del Centro Nacional de las Artes, Laboratorio Arte Alameda y la Fonmoteca Nacional.

        Climent, quien radica en el Reino Unido desde 1997, trabaja como investigador y profesor en el NOVARS Research Centre de la Universidad de Queens. Ha sido investigador residente del colegio de música Kunitachi, y residente del Conservatorio de las Rosas en Morelia, gracias a una beca UNESCO-ASCHBERG.

        “Ho es la invitación a una exploración sonora. La idea es utilizar un entorno virtual en el que el usuario se pierda, pero el sonido los ayude a guiarlos. Desde el punto de vista de la composición lo que hice fue facilitar un entorno al usuario para que intente, sin ninguna instrucción, entender el juego.

        “Aunque hay que precisar que no es un juego en el que unos ganan y otros pierden o que al final sale un monstruo, sino que es un juego en el que hay boyas que tienen determinadas texturas y colores con sonidos, de tal manera que a la hora de la navegación el usuario se va haciendo cargo de esas asociaciones y llega un momento en que entiende que cada color le va a proporcionar una familia de sonidos. No hay un objetivo final, el único objetivo es disfrutar el viaje mientras ocurre”, indicó el artista.

        La pieza Ho. Navigation System Through Sound, es un nuevo GPS sonoro que sirve como herramienta de ayuda a la composición musical en tiempo real durante una actuación en vivo. Intenta aproximar el lenguaje de la electroacústica a todo tipo de audiencias, proporcionándoles una experiencia auditiva aumentada y surround, inspirada en el terreno lo visual, principalmente en cines, en 3D y planetarios.

        También pretende sensibilizar al oyente sobre problemas de contaminación sonora. El intérprete-compositor, convertido en el “capitán del barco”, controla una interfaz que funciona como un timón sonoro, inspirado en la navegación marítima, así como un par de pedales que permiten avanzar y retroceder, conduciendo a las audiencias a una experiencia sónica con paradas en lugares estratégicos (físicos o imaginarios) con una sonoridad única.

        “La composición con elementos electroacústicos se ha convertido en algo de compositores para compositores, está muy metido en el rango académico y a veces gente no entiende nada. Así que quise hallar la forma de acercar mi música con otras personas. Entonces llegué a entender que el lenguaje visual, a pesar de que cancela un poco lo sonoro, es un vehículo estupendo para acercar la música.

        “Los sonidos remiten a lo que se escucha en el mar, como las gaviotas en las montañas. El objetivo es tratar de descontextualizar los sonidos de la orquesta y ponerlos en un entorno donde los puedes creer porque tienen la misma morfología, suenan a algo que está en el entorno”, dijo.

Clausuran el ciclo de conciertos de la curaduría Bifurcaciones sonoras

Con la participación de Ricardo Cortés y el KaleidArts Ensemble, el fin de semana fue clausurado el ciclo de conciertos de la curaduría Bifurcaciones sonoras, que formó parte del Festival Internacional de Artes Electrónicas y Video Transitio_mx 03.

        El KaleidArts Ensemble nació de la colaboración espontánea entre la saxofonista Nicole Strum (Canadá), la pianista Karis Stretton (Inglaterra) y el compositor Ricardo Cortés (México), quien compuso La voz del invierno como proyecto inicial del ensamble, que se conformó en Banff Centre (Canadá).

        De manera imaginativa e innovadora, este ensamble internacional interpreta música escrita para saxofón, piano y electroacústica en cualquiera de sus combinaciones. Desarrolla proyectos que incorporan diversos medios tanto acústicos y electroacústicos, abordando obras de los siglos XX y XXI, que reflejan la amplitud y versatilidad de las artes contemporáneas.

        El programa que se presentaron en el marco del Festival hizo una breve revisión de las diferentes posibilidades de relación entre el sonido acústico y el sonido electroacústico; desde piezas acusmáticas como Boading (Berezan) hasta piezas con procesos interactivos en vivo como Relief IV (Morales-Ossio).

        Cada pieza explora diferentes formas de relación entre los instrumentos que en ocasiones se mezclan perfectamente con las partes electroacústicas que son resultado de un proceso matemático, en ocasiones el sonido acústico es la fuente para los procesos electrónicos y en otras se busca una completa interacción para crear un meta instrumento de la suma de lo acústica y lo electroacústico.

MAC
 

"

México