Menu

19 de octubre de 2009
"

Comunicado Núm. 1703

 

***Alonso Escalante, director de la Ópera de Bellas Artes, comentó lo anterior, en conferencia de prensa previa a la presentación de la obra de Carl Orff

***Debe ser cantada mientras su música lleva al paroxismo total, aseguró Ramón Shade, quien tomará la batuta esta noche en el Teatro Juárez

Como una obra capital del repertorio universal, calificó Alonso Escalante, director de la Ópera de Bellas Artes, la cantata escénica compuesta por Carl Orff en 1937, Carmina Burana, que será interpretada este lunes 18 de octubre en el Teatro Juárez, por el Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes, contando con la participación de la soprano Conchita Julián, el barítono Guillermo Ruiz y el tenor Óscar de la Torre, bajo la batuta de Ramón Shade como director concertador.

          En conferencia ofrecida en la Casa del Conde Rul, Sala de Prensa del Festival Internacional Cervantino, Escalante resaltó la importancia de la presencia de la Compañía Nacional de Ópera en esta fiesta de la cultura. Explicó que, por su naturaleza, Carmina Burana está basada en cantos en versos escritos, en su mayoría en latín –algunos en lengua germánica y provenzal– en los siglos XII y XIII.

          Ramón Shade, por su parte, dijo que interpretar esta obra conlleva un gran reto "debido a que existen muchas grabaciones de ella". Por esto, resulta necesario refrescarla y regresar la partitura a su origen, a los metrónomos marcados por Carl Orff, "los músicos debemos ser esclavos y fieles trabajadores del compositor, no debemos interpretar, somos un espejo que transmite lo que se escribió".

          La cantata escénica de Orff, que combina la poesía profana del siglo XIII con música para gran orquesta y coro, estructurada con ritmos enérgicos y vibrantes, está integrada por poemas goliardos encontrados en el monasterio de Benediktbeuren, en Baviera, escritos por clérigos o monjes vagabundos de la Edad Media, entregados a la gula y a la vida disipada.

          La obra de Orff, que forma parte de la trilogía Trionfi, junto a Catulli Carmina y Trionfo di Afrodita, fue dedicada al canciller de Alemania en ese momento, Adolf Hitler, por lo que se ha tratado de estigmatizar al compostor, pero "en música no existe la política", comentó Shade, quien informó que esta puesta en escena maneja un lenguaje conservador del siglo XX.

Intentar bajar la música al alcance de grandes multitudes, es un error. Las versiones populares que se han hecho de samba o rock de Carmina Burana, únicamente deforman o prostituyen su origen, concluye Shade, quien señaló que el texto de Carl Orff debe ser cantado mientras su música lleva a quien la escucha, al paroxismo total.

          La cantata escénica Carmina Burana, será interpretada por el Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la batuta de Ramón Shade, hoy lunes 19 de octubre, a las 20:00 horas, en el Teatro Juárez, dentro de las actividades musicales del XXXVII Festival Internacional Cervantino.

"

México

Última actualización: 19 de octubre de 2009 - 18:47

Categorías
Más información
Publicaciones anteriores
D L M M J V S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Educación artística

Sitios de interés

Transparencia

Sitios relacionados