Menu

El México revolucionario y postrevolucionario se muestra en una exposición en Londres

Comunicado No. 1006/2013
02 de julio de 2013

•    El presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, inauguró la exhibición y señaló que existen “signos de la voluntad de nuestros gobiernos por impulsar y enriquecer la relación entre México y la Gran Bretaña”.

•    La muestra, instalada en la Royal Academy of London, exhibe 120 piezas de pintura, grabado y fotografía de artistas mexicanos y extranjeros que visitaron o se instalaron en el país atraídos por sus movimientos artístico y social.

•    Se reúne obra de 36 artistas entre los que se hallan José Guadalupe Posada, Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siquieros, Rufino Tamayo, André Bretón, Henri Cartier-Bresson, Robert Capa, Paul Strand y Walter Horne.

Con la exposición México: una revolución en el arte 1910-1940 nos congratulamos del nuevo impulso de la relación cultural entre México y la Gran Bretaña. Esta es una gran oportunidad para abrir más el diálogo entre las dos naciones, y de hacerlo por medio del lenguaje artístico, ese río en múltiples direcciones que fecunda lo que toca, expresó Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta al inaugurar este martes 2 de julio en la Royal Academy of London la muestra integrada por 120 obras de artistas mexicanos y extranjeros que visitaron o se instalaron en el país para desarrollar su creación.  

En el acto estuvieron presentes el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa; José Luis Martínez, director de Asuntos Internacionales del Conaculta; el jefe de la Cancillería de la Embajada de México en Reino Unido, Alejandro Estivill, y el presidente de la Royal Academy of Arts, Christopher Le Brun.

Dentro de unos días tendrá lugar el London MexFest, donde los londinenses podrán apreciar las más recientes muestras de la creación mexicana en cine, arquitectura, música y gastronomía. En el Festival de Edimburgo estará presente la obra plástica de Gabriel Orozco, uno de nuestros creadores contemporáneos más celebrados, refirió el presidente del Conaculta.

El próximo año –indicó Rafael Tovar y de Teresa– en nuestro Festival Internacional Cervantino, el eje central de las actividades será la celebración de los 450 años del nacimiento de William Shakespeare, fecha de enorme importancia y donde tendremos una gran colaboración con las instituciones y los artistas ingleses.

Estas actividades y otras que vendrán son los signos de la voluntad de nuestros gobiernos por impulsar y enriquecer la relación entre México y la Gran Bretaña. Es un privilegio que la Royal Academy of London reciba en sus salas, para su público, la primera muestra artística de esta nueva etapa del México de hoy. Nuestros interlocutores son los artistas que se incluyen en esta muestra, que supieron leer la realidad mexicana y construir un país al mismo tiempo real e imaginario, pero indudablemente único: el país del arte y de la palabra, expuso el titular del organismo rector de la política cultural de México.

  La exhibición México: una revolución en el arte 1910-1940 reúne 120 obras pictóricas y fotográficas de 36 artistas mexicanos y de otras nacionalidades que fueron atraídos por el polo artístico y cultural en que se convirtió el país en las décadas  posteriores a la Revolución Mexicana. Entre los creadores mexicanos destacan Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siquieros, Rufino Tamayo, Frida Kahlo, José Guadalupe Posada, José Chávez Morado, María Izquierdo, Miguel Covarrubias, Roberto Montenegro, Lola Álvarez Bravo. Entre los artistas de otros países se hallan André Bretón, Henri Cartier-Bresson, Robert Capa, Paul Strand, Josef Albers y Walter Horne, entre otros.  

A principios del Siglo XX –dijo el presidente del Conaculta– la Revolución Mexicana estalló en todos los sentidos. El movimiento armado nos legó inevitablemente un saldo de luces y de sombras y transformó para siempre el curso del país. Entre aquellos años de 1910 y 1940, en esas décadas intensas, México vivió entre la zozobra y el cambio, entre la destrucción y la renovación. Y al mismo tiempo, entre la explosión creativa y el descubrimiento de nuevos lenguajes para atrapar el instante y proyectar el futuro.  Los protagonistas de estas batallas fueron los artistas.

Este cambio de paradigma fue un aliciente único para el arte, tanto el mexicano como el internacional. Lo fue porque la forma tradicional de la producción artística en México cambió para siempre. De igual manera se transformó la visión que se tuvo de México desde afuera, describió Rafael Tovar y de Teresa.

Las figuras internacionales que visitan ese México convulso o en plena reconstrucción quedan atrapadas ante la profunda cultura mexicana. Al tiempo que dejan una huella entre nosotros, impregnan su creación con las experiencias vividas en México, agregó el titular del Conaculta.


México / Distrito Federal