Menu

Realiza el libro "Estaciones", con imágenes de áreas naturales protegidas de México y AL

Comunicado No. 342/2010
02 de marzo de 2010

***Cuidar la naturaleza, un acto de sobrevivencia humana, afirma el fotógrafo mexicano Javier Hinojosa; este miércoles 3 de marzo presenta el volumen

***El autor es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte de Fonca-Conaculta

Fruto del trabajo desarrollado en los últimos ocho años, el fotógrafo mexicano Javier Hinojosa ha dado a luz al “primer hijo” de un proyecto enfocado en las áreas naturales protegidas tanto de México como Estados Unidos. Se trata de Estaciones, libro-catálogo de la exposición del mismo nombre que, desde noviembre pasado y hasta el 16 de abril próximo, se exhibe en la Casa de América Cataluña de la ciudad de Barcelona, España.

El volumen, que da continuidad al trabajo que este artista ha desarrollado desde hace 30 años en torno a la naturaleza, se presenta el miércoles 3 de marzo, a las 19:30 horas, en el restaurante Cabiria, Plaza Luis Cabrera 7, entre Guanajuato y Zacatecas, colonia Roma Norte, con los comentarios de Deborah Dorotinsky, Alfonso Morales, Juan Villoro y el autor.

      Entrevistado con ese motivo, Hinojosa, quien es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte de Fonca-Conaculta, señaló que el proyecto inició con esta exposición que se encuentra actualmente en Barcelona, misma que Casa América de Cataluña contrató por cinco años, para ser exhibida en diversas sedes del mundo.

      Añadió que se trata de la primera etapa de una iniciativa ambiciosa que contempla visitar todos los países de América Latina, en particular sus principales áreas naturales protegidas, parte de las cuales se reflejan tanto en la exposición como en esta edición, a través de una serie de imágenes en blanco y negro.

      El artista, cuyas fotografías han ilustrado más de 100 publicaciones, apuntó que Estaciones, que reúne alrededor de 75 imágenes, es también consecuencia de una serie que hizo sobre zonas arqueológicas mexicanas.

      Detalló que de nuestro país figuran lugares como el Desierto del Vizcaíno, el Bolsón de Mapimí (también conocido como la Zona del Silencio) y la Selva Lacandona; también están representados sitios de países como Guatemala, tal es el caso de Tikal y algunos de sus volcanes; de Costa Rica, nación que visitó varias ocasiones el año pasado, incluye la zona llamada Tortuguero, el volcán Arenal y Monteverde; de Argentina, aparecen la Patagonia, la Tierra del Fuego y la Quebrada de Umahuaca; de Chile, el Desierto de Atacama y la zona de Putre, que hace frontera con Bolivia y Perú.

      El libro conjunta tanto fotografía analógica como digital, tecnologías que el artista combina en función del tipo de imagen que desea hacer o en función de la calidad final que busca, para su ampliación.

      Acerca de la razón por la cual recurrió al blanco y negro, Javier Hinojosa, explicó que siempre lo ha considerado un medio de expresión que, a través de los matices y las gamas de grises, le permite expresarse con mayor claridad.

      “Por tratarse de algo totalmente subjetivo, para mí la contundencia de las imágenes y la expresión en blanco y negro es mucho más fuerte y poderosa que el color, sin que esto signifique que lo desprecie. Siempre que recorro estos lugares, hago fotografía en color como un registro de los distintos aspectos de los ecosistemas, de la flora y de la fauna, con el fin de tener un pequeño banco de imágenes que puedan servir también para apoyar acciones necesarias de conservación”, destacó.

      Hinojosa reiteró que se trata de un esfuerzo de muchos años, en el que ha participado mucha gente; en el caso de la exposición, comentó que fue curada por Claudi Carreras, un experimentado conocedor y fotógrafo catalán; mientras que la edición del libro, la realizó conjuntamente con el diseñador André Valaux.

      En cuanto a lo que se puede apreciar en las fotografías que dan cuerpo a este libro-catálogo, el creador manifestó que muestra algunos ejemplos de fauna, a través de las aves, pero que fundamentalmente es una visión personal del paisaje de todos estos lugares que ha visitado.

      “De alguna manera hay una exaltación a la belleza de la naturaleza, en un intento por enviar el mensaje de que es algo que debemos de cuidar. Para mí cuidar la naturaleza es un acto de sobrevivencia humana y me parece que exaltar su belleza, puede propiciar la reflexión acerca de la necesidad de su preservación”, puntualizó.

      Javier Hinojosa agregó que habitualmente trabaja muy de la mano con la Organización no Gubernamental (ONG) Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable A.C., con la cual ha desarrollado diversos proyectos que involucran el arte y la naturaleza, con la finalidad de que el arte, en este caso la fotografía, pueda ayudar a entender los mensajes de conservación que promueven este tipo de agrupaciones.

AMS
México / Distrito Federal