Menu

Miguel Angel Ortiz explora a través de la poesía, la psicología de las mujeres de edad avanzada

Comunicado No. 437/2010
22 de marzo de 2010

***Inspirado en la obra de Yanis Ritzos, escribe un poema largo, dividido en tres secciones

El escritor duranguense Miguel Angel Ortiz Reyes intenta explorar a través de la poesía, la psicología de las mujeres de edad avanzada, “en una especie de confesión de la memoria y los deseos”, que dará sustento a su nuevo libro La vejez de los osos que prevé concluir en los primeros meses de 2011.

     Beneficiario de los apoyos otorgados por el Programa de Estímulo a la Creación y el Desarrollo Artístico (PECDA) 2010-2011 en Durango, convocado por el gobierno de la entidad y Conaculta en la rama de Literatura, categoría de Jóvenes creadores, Ortiz Reyes señaló que se trata de un proyecto de escritura para crear un poemario, cuya línea general será el tratamiento de una voz poética femenina.

      Indicó que la idea le pareció interesante, porque se dio cuenta de que algunos de los poemas o de los libros que ha escrito, giran en torno de elementos biográficos -no autobiográficos-, en los que ha trazado líneas de  la vida de otros, a través de la poesía.

     “Me llamó la atención hacer una exploración para trazar la línea de vida de una mujer anciana en pleno inicio del siglo XXI. El título, La vejez de los osos, tiene que ver con una línea del poeta griego Yanis Ritzos, en su libro Sonata del claro de luna, en el que afirma: ‘los osos que envejecimos, lo único que aprendimos a decir es gracias, gracias…” Eso me sirvió un poco para darle el título al proyecto”, apuntó.

      El poeta señalo que el hecho de que el l personaje fuera mujer, fue lo que le pareció más interesante, porque también tiene que ver con la construcción también de los libros de Ritzos. Dijo que Sonata de claro de luna, tiene como personaje a una mujer y tiene otro, donde su protagonista es Fedra, también femenino. 

     “Esto –observó-,  se da mucho en narrativa, la construcción de monólogos de personajes precisos. Yo recuerdo mucho las Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar, donde habla con la voz del emperador Adriano; entonces tiene que utilizar una serie de elementos para construir una voz que le quede y que, al menos de entrada, parece bastante lejana  a la de la autora. Creo que es lo mismo que pretendo realizar acá”.

      Si bien comentó que apenas tiene algunos apuntes preliminares, pues tiene lo que resta del año para concluirlo, su idea es que tenga un tono nostálgico porque es un elemento común al tema de la vejez. Sin embargo, consideró que lo interesante radica en buscar la sobriedad o el carácter de una mujer mayor, pues el riesgo puede ser caer en el cliché; de ahí que se haya dado a la tarea de investigar y escuchar a mujeres de la tercera edad, para entender como ven la vida, el mundo, desde su género y desde su edad.

     “He estado en contacto con muchas mujeres, con mi abuela que ya falleció, con mis amigas, con mi madre, y creo que de ahí pueden surgir algunos elementos, pero pienso que lo realmente importante es dar forma a una voz particular”, apuntó.

      A decir de Miguel Angel Ortiz, por la mecánica de informes mensuales que demanda la convocatoria del PECDA escribirá doce poemas, al final integrará todo el material en un poema largo, dividido en tres bloques que le aporten ciertos motivos mínimos de trabajo. El primer bloque llevará por título “La cocina”; el segundo, “La recámara”; y el tercero, “La sala del televisor”.

      Esta idea, de acuerdo con el escritor, surge del libro La poética del espacio, de Gastón Bachelard, en el que  habla sobre la significación poética de los espacios. Por ello, le pareció  que los mencionados, son tres sitios importantes desde donde se puede estructurar un discurso distinto, con una carga semántica diferente.

      Es decir, busca conferirle un sentido distinto a la recámara, donde puede darse mucho más el discurso amoroso; a la cocina que remite a cuestiones más de origen, de inicio; o a la sala del televisor, que para él reviste un interés particular por la carga contemporánea que le puede dar al personaje, pues muchas de las mujeres de edad avanzada en estos tiempos tienen como compañero al televisor.

      Miguel Angel Ortiz reveló que su propósito es hacer poemas en verso libre, porque considera que es el estilo más cercano a nuestra percepción de la literatura y del mundo, con un lindero muy próximo al poema en prosa. 

     “Creo que es una constante en la poesía mexicana contemporánea, esa transformación del poema en verso libre al poema en prosa y luego se vuelve al libre. Me parece que puede funcionar al menos aquí; es algo que ya común y tiene que ver con la forma en la que estructuramos las ideas, incluso al hablar, ya no hablamos tanto en verso o con frases cortas, sino que estamos muy cercanos a la prosa”, indicó.

      Miguel Ángel Ortiz Reyes ha obtenido reconocimientos como el Premio Nacional de Poesía “Amado Nervo” 2008, convocado por Conaculta; el Premio Regional de Poesía del Noreste “Carmen Alardín” 2008, convocado por el Fondo Regional para la Cultura y las Artes; el Premio Nacional de Poesía Joven “Elías Nandino” 2005, el Premio de Poesía Olga Arias 2003 y el premio Estatal de la Juventud 2008 en la categoría de Arte y Cultura, convocado por el Instituto de la Juventud de Durango.

      Entre su obra publicada figuran El cuaderno de las Resignaciones (Fondo Editorial Terra Adentro, 2005),  Milagros para una tarde de lluvia (Fondo Regional para la Cultura y las Artes del Noreste, 2008), Funerales que jamás las brujas (Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Nayarit / en imprenta) y participaciones en antologías como Poetas vivos, poesía viva (Instituto de Cultura del estado de Durango, 2006).

México / Distrito Federal