Menu
muestra

08 de julio de 2010
***Arrancarrán el próximo 11 de julio y concluiran el día 21
Las autoridades culturales del estado de Chihuahua han organizado las Jornadas Villistas para honrar la memoria del dirigente más controversial, emblemático y sentido del pueblo emanado del movimiento revolucionario de 1910, Francisco Villa. Las celebraciones darán inicio el 11 de julio en Matamoros; continuarán el 12 de julio en San Francisco del Oro; luego, el día 13 de julio en Santa Bárbara; el 14 de julio en Satevo, López; el 15 de julio en El Tule y Huejotitlán; el 16 de julio en Zaragoza y Balleza; el 17 de julio en Coronado; el 18 de julio en Allende; el 19 de julio en Jiménez; el 20 y 21 de julio en Parral.


JORNADAS VILLISTAS

De todos los líderes de la Revolución Mexicana, ninguno tan polémico como el general Francisco Villa; ninguno que como él, que haya permanecido con tanta fuerza en la memoria popular. El villismo es un gran movimiento revolucionario que forja parte de nuestra historia, constituye una de las más importantes manifestaciones de la Revolución Mexicana, que nos ha permitido sentir a través de leyendas, mitos, canciones y anécdotas lo que significó la lucha revolucionaria

“Promoviendo actividades culturales y artísticas que permitan recuperar el patrimonio y fortalezcan la identidad cultural, el Instituto Chihuahuense de la Cultura contribuye a la revaloración, conservación y difusión del patrimonio histórico cultural relacionado con el villismo, hacia la conmemoración del centenario de la Revolución Mexicana de 1910”, señaló el antropólogo Jorge Carrera Robles.


Antecedentes.

A partir de l994, por iniciativa del Ayuntamiento de Hidalgo del Parral, Chih., en coordinación con el Instituto Chihuahuense de la Cultura, se organizan las primeras Jornadas Villista que tienen por objetivo revitalizar el Corredor Villista que comprende los municipios del sur del Estado de Chihuahua, aprovechando la tradición, respeto y admiración que los habitantes del lugar tienen por la figura del General Francisco Villa, misma que se extiende por todo el territorio nacional, además de ser una figura internacionalmente reconocida y admirada. En 1995 se duplicaron las acciones incorporándose seis municipios del Estado de Durango en coordinación con el ICHICULT  que retomó la dirección y operatividad de estas Jornadas poniendo especial interés en los aspectos artístico-culturales así como el rescate del patrimonio histórico.

Es en 1996 que el ICHICULT deja de participar en este evento y por lo tanto de desarticula la organización entre los municipios y el Estado de Durango, quedando solo el municipio de Parral, que organiza eventos esporádicos, centrándose únicamente en la organización de los simulacros del  asesinato, velorio y entierro del General Francisco Villa, convirtiendo las Jornadas Villistas en un espectáculo turístico y de feria comercial, carente de objetivos culturales y de rescate del patrimonio histórico.

Es intensión de este Instituto retomar la organización de las Jornadas Villistas 2009 para reintegrar a estas su filosofía original: El rescate del patrimonio cultural demandado por la sociedad de la región.

Las Jornadas Villistas se celebraron por primera vez en  1994  como resultado inicial de un proyecto cultural de carácter popular. Para ubicar esta actividad en el contexto  histórico y social de nuestro estado es necesario considerar que la disposición de una colectividad a participar en un evento cultural relacionado con un hecho histórico no es cosa de ocurrencias o de ideas geniales, la gente hace suya una celebración y participa con decisión y entusiasmo porque es una expresión de sus propios sentimientos, de sus creencias  y convicciones.

Los primeros años  las Jornadas Villistas se convirtieron en el mejor medio para que las generaciones actuales tomaran posición en torno a una serie de hechos históricos que en el pasado se habían valorado de una manera diferente,

Durante muchos años se organizaron en Parral eventos para recordar a Francisco Villa. El licenciado José Socorro Salcido, y otros ciudadanos convocaban a la sociedad cada 20 de julio y acudían  renombrados villistas como Nicolás Fernández, don Casimiro Rodríguez junto con muchos veteranos de la región de Parral, sin embargo la sociedad se quedaba al margen, solo participaban pequeños grupos de unas cuantas decenas de vecinos acompañando a los organizadores.

El origen de las jornadas villistas se ubica  en un momento en que la sociedad está cambiando y se interesa mas por la historia, esto sucedió a partir de los años ochentas, y en aquellos años no solo se empezó a mostrar interés por la figura de Villa, sino  por la historia de Chihuahua en general. En ese sentido las Jornadas son el resultado de un proceso en el que además podemos precisar algunos antecedentes o conmemoraciones sociales similares.

En 1993, este proyecto se presentó a los gobiernos de Durango y Chihuahua, con el nombre de Jornadas Villistas y que consistió en organizar una serie de actividades artísticas y culturales desde San Juan del Río a Parral, incluyendo a los pueblos más identificados con el villismo durante los años de la revolución. En el estado de Durango propuse: San Juan del Río, Canutillo, Las Nieves y Villa Ocampo. En Chihuahua: Villa Matamoros, Valle de Allende, Valle de Zaragoza, Villa Coronado, Santa Bárbara, San Francisco del Oro, Balleza y Huejotitán.

La idea central fue rescatar los aspectos culturales que generó la presencia del villismo durante la revolución y ligarlo con las tradiciones culturales y los oficios populares que se conservaron a través de los años hasta la actualidad, no solo en Parral, sino en todos los pueblos del norte de Durango y sur de Chihuahua que ya se han mencionado, oficios como la talabartería, la vaquería, la minería, la elaboración de artesanías, de dulces y postres, etcétera. Y se insistía en que no se trataba solo de la exaltación de la figura de Villa sino también de rescatar las expresiones, el quehacer de una colectividad que se identificó como villismo, hombres y mujeres que durante diez años reconocieron como su líder a Francisco Villa y de los cuales, muchos ofrendaron su vida en su nombre.

Desde las primeras jornadas se dejó claro que estarían dedicadas al villismo como movimiento social, no obstante que en el centro figuraba imponente la del general  Francisco Villa, como imán para generar un gran movimiento turístico en la región norte de Durango y sur de Chihuahua. Pero  también quedó  claro que este movimiento turístico debería ser de carácter esencialmente cultural e incluso se hizo el señalamiento que sería necesario introducir en la región una capacitación social para el turismo, considerando que ni en Parral, ni en los demás municipios existía esa cultura.

En cuanto a las actividades se insistió en que debería haber un equilibrio entre las de carácter artístico y las de corte académico, es decir que las jornadas deberían de servir como la ocasión para difundir los estudios de la revolución, del villismo y de las figuras más representativas de este movimiento, incluyendo al propio general Villa

entre los logros mas  importantes de las Jornadas está la cabalgata en la forma en que la ideó el licenciado Salcido, ya que como antes decía, uno de los fines de las jornadas fue rescatar los oficios de los pueblos de la región, pues el cabalgar es algo muy propio de la cultura regional, de la vaquería y de alguna manera se debería enriquecer esto con otras actividades de los vaqueros como el rodeo, el herradero, etcétera, lo cual serviría para contrarrestar la moda del rodeo gringo como un evento profesional de tipo lucrativo y mercantilista, que ha provocado mucha confusión pues los jóvenes de ahora tienen la creencia de que la cultura del vaquero es de origen texano y fueron los mexicanos quienes llevaron a Estados Unidos esta practica hace cientos de  años.
                                                                                                              Jesús Vargas


Objetivos:

•    Revitalizar el corredor cultural villista, coordinando la incorporación  a las Jornadas Villistas a los municipios de: Parral, Santa Bárbara, San Francisco del Oro, Valle de Allende, Villa Coronado, Matamoros, Satevo, Valle de Zaragoza, López, Jiménez, El Tule y Huejotitan.

•    Contribuir a la valoración, conocimiento, conservación y difusión del patrimonio histórico cultural en los municipios del Estado de Chihuahua relacionados con el movimiento revolucionario del villismo.

•    Rescatar los elementos culturales de las Jornadas Villistas; propiciando acciones y eventos culturales-artísticos idóneos, que permitan la recuperación de espacios históricos y fortalezcan la identidad. Así mismo que promuevan la actividad turística y económica de la región.

•    Propiciar la reflexión sobre la trascendencia de la gesta revolucionaria de 1910 a 99 años de su comienzo.

Calendario:

Julio  2010

11 Julio    Matamoros*
12 Julio    San Francisco del Oro
13 Julio    Santa Bárbara*
14 Julio    Satevo, López*
15 Julio    El Tule y Huejotitan  
16 Julio    Zaragoza, Balleza
17 Julio    Coronado*
18 Julio    Allende*
19 Julio    Jiménez
20 Julio    Parral
21 Julio    Parral

*Banda de música 
   



México / Chihuahua

Última actualización: 08 de julio de 2010 - 12:37

Categorías
Más información

Educación artística

Sitios de interés

Transparencia

Sitios relacionados