Menu
muestra
  • descargar
  • descargar
  • descargar
  • descargar
  • descargar
Comunicado No. 1035/2010
09 de julio de 2010

***Esta muestra explora por primera vez parte de la vida y obra del arquitecto Michael van Beuren

***Se exhibe en el Museo Franz Mayer hasta el 5 de septiembre de 2010

Quien recorra a partir de este viernes las salas del Museo Franz Mayer será testigo de una de las partes más importantes de la historia del diseño en México, la que legó el arquitecto Michael van Beuren, fundador de muebles Van Beuren, una de las primeras empresas en el país que produjo de manera industrial muebles de alto diseño para el mercado mexicano.

El trabajo de Michael van Beuren se puede apreciar en la exposición Huellas de la Bauhaus. Van Beuren, México, la cual fue inaugurada este jueves por Héctor Rivero Borrell, director del Museo Franz Mayer; Ana Elena Mallet, curadora de la exposición; y Jan van Beuren, hijo de Michael van Beuren y principal aportador de piezas para la exposición.

        Michael van Beuren (Nueva York, 1911-Cuernavaca, 2004) fue alumno de la Bauhaus y formó parte del grupo de discípulos que tomó clases con el arquitecto Mies van der Rohe en 1934, después de que la escuela cerrara sus puertas al enfrentar la clausura del naciente gobierno nazi de Adolf Hitler.

        Llegó a México en 1937 buscando nuevos horizontes y la posibilidad de ejercer como arquitecto no titulado. Primeramente pasó una temporada en Acapulco y se hizo cargo de la construcción y el diseño de interiores de los bungalows del Hotel Flamingo’s, posteriormente se dirigió a la ciudad de México. Sus primeros trabajos en la capital fueron una serie de casas que llevarían los números 1, 2 y 3 en la calle de Liverpool.

        Héctor Rivero-Borrell, consideró que la exposición Huellas de la Bauhaus. Van Beuren, México, es un reconocimiento a un diseñador que fue muy discreto y que decía que no quería homenajes. “Este es un pequeño paso más para seguir conociendo, entendiendo la historia del diseño en México. Reconocemos así a una de las personas que dejaron huella en este país y que permitieron que México accediera al mundo de la modernidad”.

        En su oportunidad, Ana Elena Mallet dijo que Michael van Beuren, además de ser un destacado miembro de la última etapa de la Bauhaus, fue una gran aportación al país. “Fue un personaje que amó a México y supo dejar aquí un legado. El visitante encontrará en esta exhibición un capítulo muy importante de la historia del diseño en México”.

        Michael van Beuren se dio cuenta muy pronto de que sería difícil ejercer sin el título de arquitecto, pero que con su habilidad y conocimientos adquiridos en la Bauhaus podría incursionar en el ramo mueblero y brindarle a la sociedad mexicana una nueva oferta de diseño, más acorde con los nuevos tiempos, y que se adaptaría a la arquitectura moderna que ya destacaba en el panorama.

        En 1938 comenzó a diseñar muebles con su colega de la Bauhaus, el diseñador alemán Klaus Grabe, de esta forma crearon una pequeña empresa que operaba bajo el nombre de Grabe & Van Beuren.

        Posteriormente Michael van Beuren creó Domus, su primera marca y probablemente la más conocida. Con ese nombre se abriría la primera tienda en el número 40 de la calle de Hamburgo en la década de 1940; esta compañía sirvió de paraguas a diversas marcas que inundaron el mercado mexicano con interesantes diseños y un enfoque mucho más internacional y moderno, dejando atrás el “estilo mexicano” que los intelectuales y artistas habían tratado de poner de moda en esta búsqueda frenética por una identidad nacional.

        En 1950 Fredderick T. van Beuren, hermano de Michael, pasó a ocuparse de la parte de producción del taller, con la intención de hacerlo más eficiente, de crecerlo con miras a convertirlo en una verdadera fábrica. Con su hermano dentro del organigrama, el negocio dejó de llamarse Domus --aunque se conservó la marca-- para convertirse en Van Beuren S.A. de C.V.

        Además de Domus, Van Beuren produjo otras líneas que resultaron muy exitosas y llegaron en el momento en que México buscaba la transición hacia una estética más internacional.

        Michael van Beuren siguió diseñando y se retiró a vivir a la ciudad de Cuernavaca donde falleció en 2004. Hoy sus muebles, representan uno de los momentos más fructíferos de la producción de mobiliario en el país, y han pasado a ser parte importante de la historia del diseño en México del siglo XX.

        En el marco de la exposición, el Museo Franz Mayer presentará una serie de talleres infantiles que se llevarán a cabo todos los domingos de julio con el título de “La forma sigue a la función”, con el objetivo de que los infantes conozcan la vida y obra de Van Beuren, así como la evolución del diseño mobiliario en México. Asimismo se realizarán una serie de conferencias dirigidas al público en general en el que participarán connotados arquitectos y diseñadores.

MAC
México / Distrito Federal

Última actualización: 09 de julio de 2010 - 14:04

Categorías
Más información
Publicaciones anteriores
D L M M J V S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Educación artística

Sitios de interés

Transparencia

Sitios relacionados