Conaculta en los estados Barra
Inicio

Sala de prensa

Ferias y festivales

Convocatorias

Cartelera

Cursos, talleres y diplomados

Directorio de enlaces

Síguenos
  Twitter
  Youtube You Tube
 
  
 
Inicio / Sala de prensa / Urge ahondar la reflexión sobre el papel de la enseñanza artística en las escuelas 
Sala de prensa
Baja CaliforniaBaja California...
Imprimir Imprimir
03 de junio de 2011
 Urge ahondar la reflexión sobre el papel de la enseñanza artística en las escuelas

***El director general del Centro Cultural Tijuana, Virgilio Muñoz, hizo un llamado a dar continuidad a las reflexiones de expertos en pedagogía de las artes.

***El Encuentro sobre Educación, Arte y Cultura congregó durante dos días a un grupo de especialistas en enseñanza artística procedentes de México, Venezuela y Perú.

Con la instauración de un foro permanente de reflexión sobre la necesidad de incorporar la enseñanza artística en los planes de estudio oficiales y su impacto en la sociedad, de cara a un entorno marcado por la inseguridad y la violencia, concluyó el Encuentro sobre Educación, Arte y Cultura, que a lo largo de dos días se llevó a cabo en el Centro Cultural Tijuana.

Tras agradecer a los especialistas en pedagogía de las artes, profesores de enseñanza básica, maestros de educación especial, promotores culturales, artistas, padres de familia e instructores de los talleres Arcoíris, que participaron en el encuentro, el director general del CECUT, Virgilio Muñoz, hizo un llamado a dar continuidad a las reflexiones emprendidas durante cinco mesas de análisis y formuló un reconocimiento a la coordinadora del programa Arcoíris, Vianka Santana.

Al Encuentro de Educación, Arte y Cultura asistieron expertos en pedagogía de las artes procedentes de México, Venezuela y Perú, quienes compartieron sus experiencias con maestros de la localidad, profesores de educación especial e instructores de los talleres Arcoíris, programa del CECUT que busca alentar el arte infantil y que durante los últimos dos años se han impartido en escuelas, casas hogar y centros de atención múltiple de Tijuana.
 
El maestro Muñoz reconoció que el tema de la educación artística y la forma en que puede permear políticas públicas que le otorgue un carácter permanente, es una inquietud expresada con insistencia durante el Encuentro de dos días que concluyó este jueves con un magno concierto de la Red Arcoíris en la sala de espectáculos del CECUT y que sirvió de escaparate a los niños de los talleres de música, ensamble coral y expresión escénica.

El Coro de la Red Arcoíris ofreció su concierto “Cantando a CriCri”, en el que participaron un ensamble de guitarras y un grupo de la Orquesta Juvenil del programa Talentos de Baja California, para sumar más de 100 voces en escena, bajo la dirección artística del maestro Eduardo García Barrios, titular de la Orquesta de Baja California, quien participó también en el Encuentro. El concierto fue, además, una muestra de colaboración interinstitucional.

En la mesa previa a la clausura se abordó el tema “La enseñanza del arte y la promoción de la cultura como políticas públicas para la cohesión social y como herramienta para la prevención de la violencia”, en la que el ex coordinador general de Educación Artística del INBA y ex director general de Promoción Cultural de la SEP, Luis Garza Alejandro, abogó porque los programas de enseñanza artística no dependan de una sola fuente de financiamiento, lo que los hace muy vulnerables a los cambios sexenales.  

Entre más diversificadas sean las fuentes de financiamiento de estos programas mayor es la probabilidad de que sobrevivan, dijo Garza Alejandro, mientras que la doctora en Ciencias de la Educación, Rosario Maríñez criticó que la educación artística, con todo y su importancia para el desarrollo integral de los individuos, se encuentre relegada en los planes de estudio.

A su vez, la directora de la Escuela de Niños Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), Roxana Erdman, demandó otorgar la máxima importancia a la enseñanza artística, como estrategia para formar mejores ciudadanos.

Por su parte, la doctora Marina Avelais, colaboradora de la Fundación Pasitos que atiende a niños con autismo; José Arturo Kemchs, director de Arte Down México; y la psicóloga Liliana Riva Palacio, directora del Proyecto Concentrarte, que trabaja con niños hospitalizados, relataron sus experiencias y aseguraron que la educación artística no sólo mejora la formación de los individuos, sino que incide sobre la salud.

Una preocupación común manifestada a lo largo del Encuentro fue la forma en que se puede evaluar el impacto de la enseñanza artística en el entorno familiar y escolar de los niños, a lo que Avelais, Riva Palacio y Kemchs señalaron que el mejor resultado en este campo es la felicidad expresada por los receptores, en este caso, niños autistas, jóvenes con síndrome de Down y niños internados en hospitales.

¿Cómo se puede medir el impacto de la educación artística?, se preguntaron los ponentes, a lo que respondieron en forma casi unánime: mediante la felicidad que muestran los estudiantes. Cuando se trabaja con niños con capacidades diferentes, la evaluación es, casi necesariamente, cualitativa más que cuantitativa y el éxito de los programas se mide por el entusiasmo de quienes reciben este tipo de enseñanza, dijeron.

En tanto, Ricardo Rubiales, especialista en museología dirigida a niños, se pronunció a favor de dejar atrás los museos-vitrina y construir territorios de conocimiento, lo que exige incorporar al público, especialmente al público infantil, en la ecuación, y explotar las amplias facilidades que otorga el juego para desarrollar discursos amenos y significativos.

Los museos, advirtió Rubiales, deben concebirse como agentes de conocimiento y por lo tanto han de estar abiertos a las posibilidades creativas que ofrece el comportamiento lúdico, sobre todo si se busca que los niños visiten estos lugares, mientras que el doctor Aníbal Ortizpozo, de Venezuela, mencionó que en la educación artística el maestro tiene que ser más un facilitador que alguien que establece una relación tradicional de maestro-alumno.

Las experiencias de la enseñanza de la música como factor de cohesión social y su impacto en el desarrollo de la identidad y la autonomía de niños y jóvenes fueron abordadas por la maestra Florencia Ruiz Rosas, de Perú; el maestro Sergio Ramírez Cárdenas, subdirector del Instituto Nacional de Bellas Artes; la maestra Zarema Tchibirova y el maestro Eduardo García Barrios, quienes debatieron sobre los propósitos de la educación musical.

La enseñanza de las artes no busca necesariamente formar artistas, o no es ésa su finalidad prioritaria ni exclusiva, sino despertar en el niño la capacidad de apreciar en este caso la buena música, lo que establece una gran diferencia respecto a la forma en que se transmite la educación musical. No obstante, si se trata de formar instrumentistas, no hay otras formas que la atención personalizada de los maestros con alumnos aventajados.

El maestro Sergio Ramírez relató sus experiencias en la creación de los Núcleos Comunitarios de Enseñanza Musical, los cuales han tenido gran éxito dondequiera que se han puesto en práctica.
México / Baja California
Categorías
Conaculta en los estados / Av. Paseo de la Reforma 175 piso 14, Col. Cuauhtémoc, Del. Cuauhtémoc. C.P. 06500, México D.F. Tel. 01 (55) 41 55 05 30 estados@conaculta.gob.mx
Sitio desarrollado por la Coordinación Nacional de Innovación y Calidad – Subdirección de Publicaciones Electrónicas