Imagen de portada
 
 

11 de Septiembre de 2008

 


NOTAS DEL ESTADO DE CHIHUAHUA

CUMPLE OCHO AÑOS DE VIDA EL MUSEO CHIHUAHUENSE DE ARTE CONTEMPORÁNEO CASA REDONDA.
 


 

 

 

 

•             Gran celebración de aniversario con música de mariachi, de tambora, venta de antojitos mexicanos y sin faltar una magna exposición de arte.

•             Los artistas más representativos de dos estados norteños participan en la muestra “El Sauce y la Palma. Aproximaciones a las Artes de Sinaloa y Chihuahua”.

•             Con entrada libre, Verbena Popular inicia 19:30 horas; inauguración muestra pictórica, instalación y performance 20:30 horas.

El Gobierno del Estado de Chihuahua a través del Instituto Chihuahuense de la Cultura y la Dirección de Investigación y Fomento de Cultura Regional  del Estado de Sinaloa, con motivo de la celebración del octavo aniversario de fundación del Museo Chihuahuense de Arte Contemporáneo Casa Redonda, invitan a los amigos de este centro cultural para celebrar en grande su octavo aniversario de fundación, con la inauguración de la exposición “El Sauce y la Palma. Aproximaciones a las Artes de Sinaloa y Chihuahua”.

Una gran fiesta de música y color se realizará este jueves 11 de septiembre con motivo de la celebración del octavo aniversario del Museo Chihuahuense de Arte Contemporáneo Casa Redonda, iniciando a las 19:30 horas con una Verbena Popular en la que se disfrutará de la música de mariachi, de tambora y, además, se ofrecerá venta de antojitos mexicanos para deleite de todos los asistentes.

La inauguración de la exposición titulada “El Sauce y la Palma” se efectuará en punto de las 20:30 horas, donde los asistentes podrán disfrutar de esta exposición compartida entre el estado de Sinaloa y el estado de Chihuahua, donde se presentarán imágenes, pintura, instalaciones y performance de los artistas más representativos de cada entidad, como son pintores, escultores, dramaturgos, escritores, poetas, cineastas, cantantes y compositores.

Entre los pintores vivos que expondrán su obra más representativa se cuenta con la presencia de don Luis Y. Aragón, chihuahuense, y de Antonio López Sáenz, sinaloense, ambos con un aproximado de 20 pinturas de gran formato en exhibición.

Del estado de Sinaloa se podrá apreciar la exhibición de fotografía, pintura y objetos (instalación) de personajes que han trascendido las fronteras del arte y del espacio, como son Ferrusquilla, Pedro Infante, Lola Beltrán, Oscar Blancarte, Gilberto Owen, Oscar Liera, por mencionar algunos; mientras que por el estado de Chihuahua se recuerda con cariño a Victor Hugo Rascón Banda, a don Ventura Romero, Benito Nogueira, Aurora Reyes, Judith Reyes, Maria de los Angeles Loya, el Charro Avitia, Miguel Aceves Mejía y hasta Lucha Villa.

Entre los artistas compartidos que participarán se cuenta, además, con Solón Zabre, Elina Chauvet, Jorge Salcido y Eugenio Flores Reyes.

La exposición: El sauce y la palma: apuntes para un Museo.

Esta es una gran oportunidad de conocer el trabajo artístico desarrollado por nuestros vecinos de Sinaloa.  Siempre será gozoso el paseo por el malecón de Mazatlán o por las profundas barrancas de la sierra tarahumara.  De igual manera, interesantes son las páginas gloriosas que registran los hechos artísticos realizados por nuestros creadores.

Hace algunos años, se presentó en el Teatro de los Héroes la Compañía Nacional de Teatro con la puesta en escena de El Camino Rojo a Sabaiba del sinaloense Oscar Liera.  Fue algo tan impactante como la ocasión en que subió a escena de ese mismo teatro El baile de los montañeses de Víctor Hugo Rascón Banda.

Todos los jóvenes poetas en México sueñan con ganar el premio Gilberto Owen.  En Chihuahua tres escritores lo han conseguido: Alfredo Espinosa, Daniel Espartaco Sánchez Vargas y José Luis Domínguez.  La importancia de este premio también radica en el nombre que lleva: un poeta sinaloense de estatura universal.  De Owen mucho se recuerdan dos de sus poemas: Simbad el varado y Perseo vencido.

En Chihuahua nos sentimos muy orgullosos del poeta Carlos Montemayor quien ha  descrito en varios libros la vida de los mineros, los paisajes y frutas de su Parral natal.   También se ha ocupado de documentar las guerrillas en la segunda mitad del siglo XX en México.  Finisterra y Malde piedra son dos de sus primeros libros.

Entre los escritores del norte de México sobresalen dos: la sinaloense Inés Arredondo y la poesía mexicana, sin embargo eligió al cuento como su forma de expresión.  Aurora, además de pintar, hacía poemas  a la tierra, a la patria, a los camaradas.  Su tío Alfonso Reyes la llamó corazón florido.

Del mundo cinematográfico figura Oscar Blancarte. En dos ocasiones se ha ocupado de filmar obras de su paisano Oscar Liera:  Dulces compañías y El jinete de la Divina Providencia.  Por Chihuahua destaca Roberto Gavaldón.  ¿Usted recuerda la belleza de la escena Macario rodeado por miles de velas en la cueva?

Oscar Liera fue un dramaturgo que llevó la esencia sinaloense en obras de teatro como Camino Rojo a Sabaiba. El jinete de la Divina Providencia y Dulces compañías son dos de sus obras más recordadas.

Este verano sufrimos la pérdida del dramaturgo chihuahuense más reconocido Víctor Hugo Rascón. Dentro de su obra dramática la sierra de Chihuahua, sus miserias y riquezas está presente en El baile de los montañeses y en Voces en el umbral.  También escribió La mujer que cayó del cielo.

Del mundo de los pintores presentamos al maestro Antonio López Sáenz con una veintena de obras: cuerpos musculosos con pequeños cabecitas; entre barcos, muelles, palmeras y abanicos eléctricos se desarrolla la obra de López Sáenz.  Cierta atmósfera metafísica, lo mismo que en las pinturas que el Chihuahuense Luis Y. Aragón destila en sus obras.  Son cuerpos enormes y pesados pero previstos de delicadas caritas llenas de ingenuidad.  Sus espacios son abiertos, propios del semidesierto.

En el renglón de acuarelas, el mejor de México ha sido Edgardo Coghlan.  Nacido en los Mochis, sus estudios y carrera profesional las desarrolló principalmente en México, aunque tuvo coleccionistas en  varias partes del mundo.  Una sala del museo de la acuarela en Toluca lleva su nombre.  Y precisamente, el Director de este museo es el chihuahuense Benito Nogueira Ruiz.

Benito, al igual que su señor padre, dedicó buena parte de su vida para la difusión, conservación y la creación de las acuarelas.

Para no alejarnos del mundo pictórico nos acercamos a Mario Chávez Marión y Jesús Helguera, dos destacados pintores de calendarios.  El sinaloense Chávez Marión trabajó con Walt Disney en la película Pinocho (1940).  En México creó varios calendarios que mostraban chicas guapas de estilizadas piernas,   quitándole así solemnidad y seriedad a los calendarios.

El chihuahuense Jesús Helguera ganó fama con almanaques como La leyenda de los volcanes, El flechador del cielo e Hidalgo.  El pueblo lo consideraba el mejor pintor de México.

Del mundo de las formas y los volúmenes, la exposición “El sauce y la palma...”, se acerca a Rosa María Robles.  Ella fue noticia nacional cuando presentó su exposición Navajas en el MASIN de Culiacán.  Se hizo escándalo por presentar cobijas de auténticos encobijados por los sicarios.

En Chihuahua las esculturas de Sebastián han contribuido a darle personalidad a la ciudad.  Se presenta La Puerta de Chihuahua como muestra del talento de este escultor de fama internacional.

Pero la lista de los artistas destacados de Sinaloa y Chihuahua quedaría incompleta si no mencionáramos a sus cantantes.

Ninguno como Pedro Infante ha logrado que toda latinoamérica fije su vista en Sinaloa.  Su carisma, voz y don natural para la actuación lograron que todavía hoy se disfruten sus películas por televisión.  Amorcito corazón y Cien años son dos de sus muchas geniales interpretaciones.

Sin duda estos cuatro intérpretes de la canción ranchera dejaron escritas páginas gloriosas en la historia de la música folklórica dentro del disco y del cine.  Si quitáramos los nombres de Pedro Infante, Miguel Aceves Mejía, Lola Beltrán y Lucha Villa de la historia de la música popular; ésta no sería la misma, se empobrecería notablemente.

Pero estas figuras no fueron las únicas.  También estaban:  El trovador del campo:  Luis Pérez Meza.  Como olvidar sus interpretaciones del Barzón, Las Isabeles o El quelite.  El Chihuahuense Francisco Charro Avitia se hacía notar por el vozarrón que tenía.  Nadie como él para interpretar Maquina 501 o La tumba abandonada.

La sinaloense Amparo Ochoa rescató varias canciones antiguas y las puso de moda con su público que se conformaba principalmente de estudiantes, obreros y campesinos.  Al igual que Judith Reyes, quien nació dos veces, la primera en Tamaulipas y la Segunda- según declaró ella misma, en Parral, Chih.

En Chihuahua estuvo presa por cantar sus canciones de protesta, en tiempos del Gobernador Praxedis Giner Durán.

Otra Alondra de Sinaloa es Chayito Valdez.  Aún vive y hace años logró éxitos tan grandes como Entre besos y copas, La soldadita o San Juan del Río.  En un caso similar está nuestra parralense María de los Angeles Loya La Consentida.

A finales de los años cincuenta grabó éxito tras éxito como La joven mancornadora, Atotonilco, Mañanita, mañanita y Rancho alegre, entre otras.  La llegada del rock and roll, hizo desaparecer a muchos folklóricos de aquellos tiempos, aunque a La Consentida el rock le trajo a Elvis Presley con quien tuvo un sonado romance.

Si  hablamos de compositores; José Angel Espinosa Ferrusquilla nos impresiona con Échame a mi la culpa o El tiempo que te quede libre.  Por Chihuahua el compositor más conocido es Ventura Romero.  Su lírica poética en Un madrigal o la diversión en La burrita o  El gavilán pollero.

También recordamos la presencia de varios artistas que consideramos “compartidos”.  Por ejemplo:  Solón Zabre nació en Camargo, Chihuahua.  Escribió entre otras cosas el poema Áspero nombre de mi tierra.El señor Zabre trabajó mucho por la universidad de Sinaloa, donde llegó a ser rector. 

El maestro Eugenio Flores Reyes nació en Villa Matamoros, Chihuahua y trabajó un tiempo en la Universidad de Sinaloa.  El pintor Jorge Eduardo Salcido nació en tierras sinaloenses y parte de sus estudios los realizó en Chihuahua.

El caso de Elina Chauvet es interesante: nació en Casa Grandes, Chih., realizó algunos estudios de arquitectura en Ciudad Juárez. Reside desde hace varios años en Mazatlán, donde realiza su obra pictórica y además promueve artistas en su galería.

Como podemos ver, es una lista enorme de creadores que han logrado hacer en Sinaloa y Chihuahua territorios ganados para la cultura.

 No falte a la gran celebración de este centro cultural. Asista con su familia, entrada libre.

 

 

Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en los Estado

Av. Paseo de la Reforma 175 piso 14 Col. Cuauhtémoc 06500 Del. Cuauhtémoc